EEUU prohíbe venta de equipos Huawei y ZTE por amenazas a la seguridad nacional

El Gobierno del presidente Joe Biden considera a los gigantes tecnólogos chinos, como Huawei y ZTE, “un riesgo inaceptable” para la seguridad nacional de Estados Unidos.

EEUU prohíbe teléfonos Huawei
EEUU prohíbe venta e importación de equipos de ZTE y Huawei por seguridad nacional.

Estados Unidos prohíbe la venta de electrónicos de grandes empresas tecnológicas chinas, argumentando por motivos de seguridad nacional.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) estableció nuevas normas para prohibir la importación o venta de equipos de telefonía chinos.

Estas medidas alcanza a las empresas de telecomunicaciones chinas como Huawei y ZTE.

También se prohibirá los equipos de telecomunicaciones y de videovigilancia producidos por Hytera, Hikvision y Dahua, así como por las filiales o subsidiarias de dichas empresas.

Por unanimidad, la FCC concluyó que dichos productos representaban un “riesgo inaceptable para [la] seguridad nacional de Estados Unidos o la seguridad de las personas de Estados Unidos”, según un comunicado.

Con esta medida, no se permitirá la importación, comercialización o venta de los productos de las empresas mencionadas, hasta que la FCC pruebe lo contrario.

Como se recuerda, el Congreso estadounidense había votado a favor de prohibir a todas las agencias federales la compra de productos de las cinco empresas de la lista en el 2018.

“Hoy, la FCC da un paso sin precedentes para salvaguardar nuestras redes de comunicaciones y fortalecer la seguridad nacional de Estados Unidos”, dijo Brendan Carr, comisionado de la FCC.

La orden del viernes implementó los requisitos de la Ley de Equipo Seguro de 2021, que fue promulgada por el presidente Joe Biden en noviembre pasado, dijo la FCC.

Riesgos de seguridad

Australia, Canadá, Nueva Zelanda, el Reino Unido y Estados Unidos han declarado que el uso de equipos de telecomunicaciones de Huawei, particularmente en redes 5G, plantea importantes riesgos de seguridad para la infraestructura.

Funcionarios y expertos estadounidenses han advertido los vínculos de la compañía con el gobierno chino, que podrían usarse para espiar a los estadounidenses o interferir con el libre flujo de datos en todo el mundo.