Guia alimentos bebe
Linio descuentos navidad
Mundo  

Biden destinará más de US$ 13 mil millones para subsidios al consumo de energía

Familias estadounidenses ya están teniendo problemas para pagar sus recibos de electricidad y gas, uno de cada seis hogares tienen recibos atrasados.

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden,
Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, Foto: Getty Images

La administración del presidente Joe Biden pondrá a disposición 13.500 millones de dólares para ayudar a los hogares estadounidenses de bajos ingresos a reducir sus costos de energía, dijo el miércoles la Casa Blanca.

Como parte de la iniciativa, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. está proporcionando US$ 4.5 mil millones en fondos del Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP), dijo en un comunicado.

Los hogares de EE. UU. pueden esperar pagar hasta un 28% más para calentar sus hogares este invierno que el año pasado debido al aumento de los costos del combustible y al clima más frío, proyectó la Administración de Información de Energía (EIA) de EE. UU. en su perspectiva de combustibles de invierno en octubre.

La financiación ayudará a 1.6 millones de hogares, incluida la instalación de 500.000 bombas de calor.

Se estima que 700.000 hogares serán climatizados debido al Programa de Asistencia de Climatización revisado, poniendo a la administración en camino de alcanzar su meta de climatizar 2 millones de hogares, según la Casa Blanca.

Alrededor del 90% de los aproximadamente 130 millones de hogares estadounidenses dependen del gas natural o la electricidad para calentarse. El resto usa aceite de calefacción, propano o madera para calentarse.

Un hogar en promedio gasta alrededor de US$ 931, en calefacción a gas este invierno y alrededor de US$ 1.359 en calefacción eléctrica. Eso es un aumento del 28% para el gas y un aumento del 10% para la electricidad en comparación con el año pasado.

Los hogares que emplean combustible para calefacción gastarán alrededor de US$ 2.354 en calefacción este invierno, un 27% más que el año pasado, mientras que los usuarios de propano verán aumentar sus costos un 5% a US$ 1.668, según la perspectiva de la EIA.

A pesar del gran aumento en el costo, el gas seguirá siendo la fuente de calor más barata en Estados Unidos.

Las familias estadounidenses ya están teniendo dificultades para pagar sus recibos de electricidad y gas, con aproximadamente uno de cada seis hogares atrasados, según estimaciones de la Asociación Nacional de Directores de Asistencia Energética (NEADA) en octubre.